fbpx

3 Consejos simples para cuidar tu barba

La situación es ésta: has decidido intentarlo, por fin te dejarás la barba para ver cómo sale todo. Pero, ¿Cómo cuidar tu barba? Bueno, realmente no es tan complicado como esperarías. Más que «cuidados» existen medidas preventivas que te facilitarán tener una barba sana y atractiva.

  1. Mantente Hidratado

    El cuidado, en cualquier aspecto, debe comenzar desde nuestro interior. Cuidar nuestro cuerpo y nuestra nutrición es definitivamente la clave para obtener una barba más saludable. La hidratación es fundamental; no sólo para mantenernos frescos sino para darle al cuerpo lo que necesita para regular la temperatura y mantener nuestros vellos y cabellos hidratados. Notarás una barba un poco más viva y más fuerte.

  2. Peina tu Barba

    Es importante que cargues contigo un cepillo pequeño con el cual puedas peinar tu barba constantemente, sobre todo si acudes a la piscina o a la playa, pues es importante que si dejas secar la barba por sí sola, al menos procures que ésta esté peinada. Así evitarás que el vello se «parta» y que las puntas se tornen inmanejables. Por otra parte, el cepillar o peinar la barba con frecuencia, estimula el crecimiento de la misma y la circulación de la sangre en la zona.

  3. Usa Bálsamos y Aceites

    No puedes sencillamente ignorar los beneficios que implican el uso de distintos productos especializados en el cuidado de la barba. Claro está, no tienes que gastar todo tu dinero comprando cientos de productos, pero tampoco escatimes comprando cualquier artículo en un supermercado.

    Sea cual sea el bálsamo o aceite que decidas comprar, debe ayudarte a hidratar y proteger la barba. Recuerda aplicarlo después de bañarte, ya que la barba toma tiempo en absorber este tipo de ungüentos y no quieres que el agua los diluya tan rápido. También ten en mente que al meterte a una piscina o a la playa, expones la barba al agua con cloro o aguas saladas, sometiéndola a condiciones no «optimas», así que no olvides aplicarte algo que realmente te ayude.

Eso es todo, no requieres magia ni visitas constantes diarias al barbero para poder darle un buen cuidado a la barba. Obviamente nuca está demás un retoque, pero esto ya serían cosas muy puntales que dependerán de tu gusto.

Otro punto a tener en cuenta es que precavido a la hora de comer. Por ejemplo, si quieres comerte un cono de helado, piensa en utilizar una cucharilla; si estás bebiendo algo que no sea agua, utiliza pajilla.

Son detalles simples como éstos que marcan la diferencia y te permiten mantener tu barba saludable.

Comentarios